A.B.A.P.

Noticias

25 Dic
2013
 

CARTAGENA ACOGE LA ASAMBLEA ANUAL DE AMARRADORES DE ESPAÑA

 

 

La  sede   de   la   Autoridad   Portuaria   de Cartagena  ha  acogido  este  jueves  la Asamblea  General  de  la  Asociación Española    de   Amarradores,   donde    han estado representados prácticamente todos los puertos  españoles.

Antonio Sevilla, presidente del enclave murciano,  ha   alabado    el   servicio   que presta  este colectivo, ya que "estos profesionales  son   los   encargados  mar­ tierra   de  los buques.  La misión  del amarrador va más allá que la de facilitar el amarre de los barcos,  son los encargados de la seguridad en la maniobra del mismo (bajo   las   instrucciones   del   práctico    a bordo),    pero    también     velan    por    la seguridad del medio ambiente".

Desde  su  constitución, es la unica asociación que  agrupa al sector empresarial del amarre en España,  pero también a la actividad portuaria  del amarrador.

El origen  de  este  colectivo  nació  en Cartagena,  de  la  mano   de  Ignacio Rodríguez  Alarcón,  todavía  en  activo,  con la ayuda  del presidente de la Cámara  de Comercio,  en  el  año  1989  empezó  a contactar con  las  empresas de  amarre de toda  España  y se reunieron en Madrid,  de donde   se  gestó  la  creación de  esta asociación, que nació como tal en 1991.

En la actualidad la configuran 28 empresas asociadas lo que  supone disponer de representación en prácticamente todos  los puertos de interés estatal, representando a su vez a más de 600 profesionales.

El   colectivo   es   miembro    tanto    de   la Asociación Europea  de Amarradores (EBA) con       sede    en    Amberes,    como    de   la Asociación           Internacional   de   Boteros   y Amarradores  (IBLA), afincada   en  Roma. Asimismo, tiene presencia en numerosos foros  nacionales  e  internacionales, también contando  con representantes en muy diversos Consejos de Navegación.

Son fines de la asociación  la coordinación entre  las diversas  empresas, la defensa  del sector  del amarre de buques  en particular y la  de  los  servicios  técnico-náuticos en general,  siendo sus banderas la formación y cualificación  de los amarradores, la seguridad marítima y en definitiva  la profesionalización  y  los  más   altos estándares en la prestación del servicio.

            Por último, ha agradecido la acogida del Puerto de Cartagena  para la celebración de esta jornada.

 

 

 

 

En el orden  del día figuraba  la aprobación de           cuentas,       elección      de      nuevos